Noticias 2015

UNA MIRADA AL ARTE DE UN “MAESTRO”.

 De amplia sonrisa, ojos verdes inquietos, mirada intensa y directa, siempre apurado, porque “no tiene tiempo para estas cosas”, según lo dicho por él mismo, el Maestro Solís, es todo un personaje en nuestro Liceo.

 “Yo quisiera pasar inadvertido, que nadie me vea”, dice. Cuestión difícil para quienes conocemos su trayectoria durante años.

 Con mucho esfuerzo logro que acepte fotografiarse.

 Así de humilde es este maestro, Ricardo Esteban Solís Ponce, oriundo de la localidad de “Porvenir”, quien estudió como interno en este Liceo entre los años 1982 y 1986, egresando de Cuarto F, con el Profesor Jefe don Benito Toledo Quinteros.

 “Bonitos años, ésos”, dice con nostalgia.

 Aunque estudió Mecánica Automotriz en DUOC, se desempeña como Asistente de la Educación, desde el año 1990, “en el mismo Liceo donde estudié”, expresa con satisfacción.

 Entre su rutina laboral diaria, llegó a Estructuras Metálicas, como dice él, “en forma casual, siendo autodidacta”, puesto que nunca estudió esta especialidad, pero, asumió funciones de otra persona que dejó la vacancia, y “pareciera que lo hago bien”, dice sonriendo.

 Sí, porque lo hace muy bien como artesano del fierro.

 Con singular sencillez y humildad, característica común de los artistas, además de las tareas propias que desarrolla, ha ayudado a dar forma a escenografías para Licenciatura cada año, este funcionario, además, ha sabido recrear personajes, objetos, artefactos, que – a veces- de tan simples, parecieran pasar inadvertidos, pero, no es así afortunadamente.

 Siempre hay alguien. Ese alguien con inquietudes artísticas y ojo agudo que reconoce su arte, como el mismo dice “surgido desde el alma, sin escuela ni estudios de arte”, pero que toma forma ante una sugerencia, impulso o idea, que luego pasa a materializarse para tener significado.

 Rejas, artefactos de adorno como maceteros, esculturas, son parte de su obra.

 A la entrada, nos da la bienvenida una enorme escultura en fierro, “Árbol Navideño”, de singular simetría, con escalones en cuyo descanso una vez, para competir en un concurso, se apostaron artísticamente, alumnos y alumnas.

 Ahora, bellamente decorado e iluminado, como cada año en estas fiestas, luce figuras y objetos alusivos, creados por nuestros estudiantes, en clases de Educación Tecnológica.

 La “Lámpara” de la entrada del pasillo, Con forma de una gran S, originalmente dispuesta, desde donde se descuelgan ejes que terminan en tubos simétricos dispuestos a desigual distancia del suelo, es parte de su idea plástica sutil, que hace un todo formal de una figura entera muy bien lograda.

 La “Bailarina”, que adorna los comedores, en líneas simples de expresión y movimiento, nos atrapa por lo bien logrado del momento.

 La gracia del “Cisne”, dispuesto en el pasillo de entrada a la sala de profesores, da cuenta del prolijo trabajo de curvas y rectas entrelazadas, convergiendo en una terminación dinámica, plenamente reconocible.

 Su última creación es el “nacimiento” o “Sagrada Familia” como él la bautizó, nos sorprende con la claridad de la simpleza lineal, nos invita a la reflexión en medio de este clima festivo previo a la navidad.

 Corresponde entregar, como comunidad liceana, nuestras sinceras FELICITACIONES a este artista genuino, cuya obra, de la cual hemos destacado algunas, seguirá presente en nuestras dependencias, formando parte de este conglomerado multidisciplinario, como aporte educativo, en una propuesta de apreciación estética que enriquece la tarea de enseñar.

 

¡FELICIDADES y GRACIAS, MAESTRO SOLÍS!